Posted by: PRSSA | March 4, 2009

Comentarios del Congresista Pedro Pierluisi sobre el 92o Aniversario de la Ciudadanía de los EE.UU.

Hace 92 años atrás, el Presidente Woodrow Wilson firmó un proyecto de ley enviado por el Congreso. A 1,500 millas de distancia, el pueblo de Puerto Rico- desde 1899-se convirtieron en ciudadanos Americanos.

La relación de Puerto Rico con los Estados Unidos es tan estrecha como compleja. La relación ha experimentado períodos de tensión en el pasado. En algunos casos, las promesas de trato igual han tomado demasiado tiempo para ser cumplidas o aún no lo han sido plenamente. Hay aspectos de esta relación que pueden ser de preocupación.

Pero al igual que tantas historias, esta historia de América es una crónica de progreso, de evolución, y de la constante y persistente marcha hacia una unión más perfecta.

Tanto para mí, como para millones de mis constituyentes, el orgullo que sentimos de ser puertorriqueños es solamente igualado al orgullo que sentimos de ser ciudadanos americanos. A aquellas personas de buena fe que creen que estos dos sentimientos son incompatibles, o que expresan su preocupación de que cualquier otro fortalecimiento de los lazos entre Puerto Rico y los Estados Unidos se traducirá en un debilitamiento de nuestra identidad y cultura, respetuosamente sostengo que la historia y la experiencia demuestran lo contrario.

Los hijos e hijas de Puerto Rico han estado luchando por nuestro país desde casi el momento que se concedió la ciudadanía, cerca de un siglo atrás. En Europa y el Pacífico, en Corea y el Sudeste de Asia, en Afganistán y en Iraq, y en cada uno de estos lugares distantes, hombres y mujeres de la Isla han batallado en defensa de esta gran nación.

Miles de estos veteranos fueron afortunados en poder volver a sus hogares. El tener la oportunidad de conocerlos, escuchar sus historias y estrechar sus manos es uno de los grandes privilegios de mi trabajo.

Sin decir una palabra, estos soldados americanos de Puerto Rico, extremadamente orgullosos de su país y sus raíces puertorriqueñas, ofrecen un poderoso testimonio de que estos sentimientos se complementan en lugar de contradecirse uno con el otro. Lo mismo ocurre con la imagen indeleble del ataúd del soldado, al sumergirse en la tierra del Cementerio Nacional en Bayamón, cubierta con mucho amor por las banderas de Estados Unidos y de Puerto Rico.

En este aniversario, saludo a los 4 millones de ciudadanos americanos en Puerto Rico.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: