Posted by: Carlos Collazo | May 14, 2009

PROCESO DE TRANSICION HACIA LA ESTADIDAD DE PUERTO RICO: PERIODO DE 10 AÑOS

El territorio no incorporado de Puerto Rico, luego de solicitar formalmente la admisión como el Estado 51 de la Unión Americana; deberá negociar con el Congreso de los Estados Unidos de América una ley habilitadora que expondrá en blanco y negro las condiciones de admisión de Puerto Rico a la Unión Americana.

Entonces; ¿Qué cambios podremos ver? ¿En qué periodo de tiempo? Son interrogantes básicas de la ciudadanía del territorio y sus oficiales electos, cuando se trata de este complejo proceso de admisión a la Unión.

No hay forma de saber a ciencia cierta lo que pueden exigir los legisladores federales al pueblo de Puerto Rico, a cambio de ser admitido como Estado, ahora bien hay un principio constitucional que así lo ha establecido el Tribunal Supremo de los Estados Unidos en COYLE v. SMITH, 221 U.S. 559 (1911). Este principio se le conoce como: Igualdad de Soberanías; donde se establece que cuando un Estado es admitido en la Unión, es admitido con todos los poderes de soberanía y jurisdicción inherentes de los Estados originales, y que tales poderes no pueden ser disminuidos o alterados, bajo ninguna condición, pacto o estipulación en la Ley Habilitadora que convierte al nuevo Estado en parte de la Unión.

O sea en otras palabras, el Congreso no puede imponer ninguna condición a la admisión de Puerto Rico como Estado de la Unión, que no provenga de un poder constitucional directo o indirecto. Y Puerto Rico estaría protegido por la décima enmienda federal, “la cláusula de soberanía estatal” donde se reserva a los Estados y al pueblo cualquier poder no delegado al gobierno federal en la Constitución.

Pues bien, ya establecido el panorama jurídico legal donde se desarrollará la transición de territorio a Estado, procedo ha abundar un poco en varias áreas que se podrían ver afectadas por un cambio en el status de Puerto Rico hacia la Estadidad.

JUDICIAL

Puerto Rico al ser un territorio no incorporado según definido por los casos insulares, no le aplica en su totalidad la constitución federal, se aplican únicamente las disposiciones referentes a derechos fundamentales y a cualquier otra disposición que el Congreso desee reconocer a los habitantes del territorio. Expresamente el Tribunal Supremo de EEUU ha determinado que estos derechos no son aplicables a Puerto Rico: el derecho a juicio por jurado en casos penales (sexta enmienda), el derecho a juicio por jurado en casos civiles (séptima enmienda) y la garantía de gran jurado para presentar una acusación penal.

De igual forma los nacidos en la Isla son ciudadanos por nacimiento (native born citizen), al igual que los nacidos en los estados continentales por virtud 8 USC 1402, ahora bien recibimos la ciudadanía por virtud de una ley y no de la enmienda catorceava de la Constitución, por lo tanto al ser ley, la misma puede ser modificada y/o enmendada, de todos modos ya hay un precedente donde a un candidato a Presidente (Sen. John McCain) nacido en la zona del canal de panamá, un territorio no incorporado, el Comité de lo Jurídico del Senado de EEUU estableció mediante resolución que la ciudadanía de McCain era bajo la catorceava enmienda, lo que abre la interrogante ha si la misma doctrina aplica a los nacidos en Puerto Rico, y si el Congreso ya extendió dicha ciudadanía a Puerto Rico con el actual Titulo 8 del Código de Estados Unidos, de todos modos eso es materia de debate y aun no esta muy claro del todo.

Pues bien entonces al Puerto Rico ingresar a la Unión entraría en efecto de manera total la Constitución Federal, entonces todos los derechos y obligaciones que conlleva la ciudadanía y admisión de Puerto Rico como otro Estado. Entre ellos la ciudadanía bajo la catorceava enmienda, la carta de derechos, el pago de tributos, y la igualdad total en todos los aspectos jurídicos legales dentro de la Unión.

ECONÓMICO

Puerto Rico es la jurisdicción mas pobre en toda la Unión Americana, de igual forma la mayoría de los territorios incorporados a la Unión estaban subdesarrollados al momento de la admisión, y luego de admitidos emprendieron un fuerte incremento en la calidad de vida y en su producto interno bruto.

Y más aún ahora donde el Gobierno Federal provee para ayudar a los Estados más pobres ha alcanzar unos niveles de calidad de vida óptimos. Por ello es menester señalar la cantidad de fondos federales que ingresarán a Puerto Rico en un sin numero de programas para mejorar la calidad de vida. Esto liberará fondos del erario público estatal, que proveerán para reducir fuertemente los impuestos del ELA y promover el desarrollo económico de parte de sector privado.

Por ejemplo Puerto Rico recibirá para el Año Fiscal Federal 2009 $2,770 millones de dólares en diferentes programa federales a los Estados, como los son fondos de educación Titulo 1, Medicaid, Cupones de Alimentos (esto no aplica a PR directamente, el programa en PR es aparte y se conoce como PAN), Almuerzo en Escuelas, Transporte y Carreteras, etc. Si Puerto Rico fuera Estado, recibiría una cantidad similar a la del Estado de Kentucky (parecido a PR en población y niveles de pobreza) que asciende a $6,026 millones. O sea poco más del doble que recibimos actualmente en la Isla. Y la gran diferencia aquí seria en los fondos medicaid, donde Puerto Rico recibe $297 millones en comparación con el Estado de Kentucky donde se asignan $3,500 Millones. Estos fondos arreglarían totalmente el sistema de salud de Puerto Rico, proveyendo una de alta calidad con empleos bien pagados, y liberarían poco más de mil millones que tiene que invertir el erario público estatal en la reforma de salud.

De igual forma según Harris v Rosario, el Congreso si puede discriminar contra Puerto Rico en la asignación de fondos de bienestar social, ahora esto cambiaría convirtiéndonos en Estado, ahí la Administración del Seguro Social, se vería forzada a pagar los beneficios que le corresponden a los puertorriqueños que si pagan dichas contribuciones al seguro social actualmente. Esto liberaría cientos sino miles de millones en beneficios mas altos del Seguro Social a nuestros envejecientes e impedidos, aplicaría a Puerto Rico el Seguro Social Suplementario y el Medicare pagaría las mismas primas que paga en el continente, una vez más mejorando esto el sistema de salud de la Isla.

De igual forma se les haría justicia a nuestros militares y veteranos dándole los mismos servicios de salud que se le dan a los que residen en el continente, o sea mejores servicios con mayor presupuesto. No como en la actualidad que los mismos no dan abasto para la cantidad de veteranos y militares, por fuertes limitaciones en el presupuesto asignado para dichas agencias en la Isla.

La fuerte inyección de capital federal provocará un fuerte boom económico que estimulará la actividad comercial en la Isla. De igual forma al Puerto Rico establecerse permanentemente en una fórmula política estable y permanente, creará confianza en los sectores empresariales del mundo entero, lo que propiciará mayor inversión extranjera en la Isla para la producción de más y mejores empleos.

Esta gran actividad económica proveerá para reducir o eliminar en su totalidad los impuestos sobre los ingresos del ELA, y darle paso a los impuestos federales. Donde más de la mitad de los contribuyentes actuales no pagarán sino que recibirían reembolsos y créditos, por sus ingresos ganados mediante el trabajo y por sus dependientes.

POLÍTICO

Puerto Rico al convertirse oficialmente en Estado de la Unión Americana, tendrá derecho a dos senadores en el Senado y seis congresistas en el Congreso de la Unión, los mismos que velarán por nuestros intereses en la capital federal. De igual forma tendremos el derecho a votar por el Presidente de la Unión, por el Comandante en Jefe de nuestros militares. Tendremos más poder político que poco más de veintiséis estados de la Unión.

Haremos sentir nuestra voz sobre las voces de todos los Estados de la Nación Americana, y podremos por una y vez por todas ejercer plenamente nuestros derechos de igualdad política que nos brinda nuestra ciudadanía americana, algún día enviando a nuestros hijos y nietos, a ser los futuros líderes de la Nación a la cual pertenecemos y queremos.

El autor, Carlos Collazo, es Secretario electo del Capítulo UPR-Río Piedras del Puerto Rico Statehood Students Association, Inc.

Referencias:

Breakthrough from Colonialism: An Interdisciplinary Study of Statehood, Grupo de Investigadores Puertorriqueños (1984)

La protección de los derechos humanos en Puerto Rico (Revista del Colegio de Abogado) José Julián Álvarez González

US Census Bureau

Office of Management and Budget


Responses

  1. Como es posible que los puertorriqueños que somos ciudadanos americanos. Que recibimos fondos para seccion 8, cupones de alimento, BOG, PELL GRANT, wic, etc se nos descrimine para obtenet el SEGURO SOCIAL SUPLEMENTARIO. Tendriamos que ser estado. Y porque para los demas beneficios no necesitamos ser estado. No entiendo donde actualmente tenemos miles de niños incapacitados y adultos de igual manera. Deberian dialogar esto muy de cerca con las oficinas pertinentes para darle a P.R. Un derecho que le pertenece y olvidarse de esperar convertir primero a P.R. En un estado ya que en la actualidad no lo somos y tenemos beneficios de un estado en menor cantidad. Por lo tanto asi se debe de mirar el SSI en menor cantidad y mucha pobreza se acabaria especial en la edad de oro. Espero su pronta respuesta para beneficio de miles de puertorriqueños radicados en la isla del encanto.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: