Posted by: José Cabrera | June 23, 2009

Determinemos nuestro futuro

Contrario a lo que comúnmente se pronuncia en Puerta de Tierra, Puerto Rico continúa siendo un territorio no-incorporado de los Estados Unidos sujeto a los poderes plenarios del Congreso federal.  Así lo ha declarado la Corte Suprema de los Estados Unidos.

Igual posición ha asumido el Ejecutivo federal, quien ha identificado la estadidad, la independencia y la libre asociación como las únicas opciones de status no-territoriales permisibles bajo la Constitución de los Estados Unidos.  El Estado Libre Asociado, el cual mantiene un status colonial indigno, no tiene cabida en un futuro no-territorial para Puerto Rico.

Según una encuesta publicada por El Nuevo Día en mayo de 2008, solamente un 34 por ciento de los puertorriqueños favorece continuar con el status territorial del ELA.  La amplia mayoría de los puertorriqueños aspiran a terminar con la colonia.

Inclusive, un 65 por ciento de los encuestados indicó que solamente al resolver el dilema de status podrán mejorar las circunstancias actuales en Puerto Rico.  Este sentido de urgencia llevó a los puertorriqueños a reclamar un cambio y a endosar ampliamente una plataforma anticolonial en las pasadas elecciones.

Hoy vemos como los líderes del Partido Popular Democrático, los tradicionales centinelas del inmovilismo colonial, despiertan a la realidad de que el Estado Libre Asociado es insostenible y no avalado por el pueblo.  Esto porque el pueblo rechaza lo que ha sido descrito por Rafael Hernández Colon como un déficit de democracia.

El proyecto de status H.R. 2499, recientemente presentado por el Comisionado Residente Pedro Pierluisi, es la herramienta que permite a los ciudadanos americanos de Puerto Rico descolonizar la isla mediante un proceso democrático.  Será el pueblo con su voto directo el que libremente decida el destino político de nuestra isla.

Tras 111 años como territorio, procede que determinemos el futuro de Puerto Rico.

El autor es graduado en Derecho y ex presidente del Puerto Rico Statehood Students Association, Inc.  (PRSSA).


Responses

  1. El PNP promete una estadidad que sabe que no va a conseguir, que no tiene respaldo en el Congreso y que está desbancada de antemano por la propia Comisión de Recursos del Senado estadounidense. Dicha comisión, que es la que estudia en primera instancia cualquier iniciativa del Congreso en cuanto a los territorios, tiene en su portal electrónico declaraciones claras sobre cómo los territorios no incorporados —entre ellos Puerto Rico— no encajan en el molde tradicional de los estados federados de la unión y, por lo tanto, lo que se espera de ellos es que “ejerzan la autodeterminación”. Más claro no canta un gallo. Los estadounidenses han sido siempre consecuentes en crear las condiciones para que la estadidad esté disponible para los puertorriqueños individualmente, por razón de la ciudadanía —y hay 50 opciones a escoger de a dónde mudarse— pero no para Puerto Rico como país. El oportunismo de la clase política del PNP de continuar ilusionando a sus votantes con una opción de estatus irrealizable, a sabiendas de que sólo lo hacen para tener una carnada para buscar votos y llegar a controlar el Gobierno territorial y su presupuesto, es un indicador más de la falta de verdaderos líderes en nuestros partidos


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: